Sharing is caring!

El color de la felicidad

El diario personal o de vida, representa una variación del género de la autobiografía, destinada a la lectura privada de quien lo escribe. Puede llegar a ser un espacio intimo de exploraciones profundas de la mente y los sentimientos o narrativas de hechos significativos, y para otros un desahogo para sus tribulaciones. Sin embargo y pese a la intimidad de los diarios personales, algunos llegaron a ser famosos como Las habitaciones de atrás, posteriormente publicado como el Diario de Ana Frank

¿Alguna vez empezaste a escribir un diario? La mayoría responderemos que sí, y en más de una ocasión, impulsados por la intuición o por el consejo de alguien, empuñamos un bolígrafo para hacerlo, poniendo en funcionamiento, de manera conjunta y coordinada, las estructuras asociadas al pensamiento, al lenguaje y a la memoria.

Al escribir sobre tus experiencias personales y tus emociones derivadas de estas experiencias, se produjeron mejoras en tu estado mental y físico. James Pennebaker y Janel Seagal, profesores de la Universidad de Austin en Texas, demostraron que escribir sobre las emociones, al menos 15 minutos por día, produce mejoras en el estado de ánimo y la salud; resultó sorprendente que este resultado se repitió en sus investigaciones realizadas en personas de todas las edades, género, cultura y clase.

Sus investigaciones también demostraron que los seres humanos necesitamos darle sentido a nuestro mundo, por lo que cualquier suceso requiere ser entendido desde la perspectiva del cómo y por qué ocurrió. En consecuencia, los sucesos de mayor importancia personal requieren ser analizados con más profundidad que los demás, y esto se consigue con mayor facilidad al convertir los hechos en una historia, y tanto mejor si está es escrita.

Llevar un diario para escribir sobre tus emociones es la mejor estrategia para darle trascendencia a los sucesos diarios. Ahora bien, podrás elegir que sucesos quieres que sean trascendentes para ti, los aflictivos o los felices. Existe la tendencia a hablar, recordar y llevar diarios de los sucesos aflictivos, al hacer esto sin una guía y sin quererlo, les otorgas transcendencia. Te has preguntado ¿por qué piensas que creces y aprendes solo frente a las dificultades? ¿no crees que sería mejor crecer y aprender de cara a tu felicidad?

Una manera de incrementar tu bienestar es escribir un Diario de la Felicidad Natural, darás relevancia a los sucesos que te otorgan felicidad; como bien sabes la escritura es un formador poderoso de redes neuronales y una manera eficaz para crear nuevos hábitos. Empieza a escribir tus momentos felices, haz una lista de los sucesos del día y gradualmente escribe tu historia feliz. Si estás preparado solo necesitas un bolígrafo del color que prefieras, los hay tradicionales como el azul y negro o divertidos como el rosa y el púrpura, elige el que más te guste y ¡ponle color a tu felicidad!

Suscríbete al Blog

shares