Sharing is caring!

Todos tenemos una historia personal que da forma a nuestra visión del mundo y de nosotros mismos. Si quieres saber como construyes tu visión personal, responde a lo siguiente: Si alguien te pidiese que le cuentes tu vida para escribir un libro que llevará tu nombre ¿cuál sería la primera historia que elegirías? (antes de continuar leyendo, responde a la pregunta)

Ahora bien, ¿Qué fue lo primero que vino a tu mente? Fue alguna historia triste y dolorosa o en su lugar recordaste una historia alegre y feliz. Si recordaste alguna historia triste, no te preocupes, esta demostrado que la mayoría solemos darle mayor importancia a los sucesos negativos que a los sucesos felices. Además todos somos «atacados» en algún momento por la Adaptación Hedonista, que es la inclinación a acostumbrarnos a las cosas positivas que nos ocurren, lo que produce una pérdida de interés en ellas, que en muchos casos puede llegar a hacer que las ignoremos, creando una visión negativa de nuestra vida. No por ausencia de felicidad, más bien por acostumbrarnos a ella.

La buena noticia es que esa visión negativa se puede modificar. «Se sabe que el acto de escribir utiliza las principales estructuras cerebrales. Al escribir ponemos en funcionamiento, de manera conjunta y coordinada, las estructuras asociadas al pensamiento, al lenguaje y a la memoria. Es por esto que la escritura es un formador poderoso de redes neuronales y una herramienta eficaz para modificar o crear nuevos hábitos que llegarán a formar parte de tus rasgos personales.»*,  pero ¡cuidado! no se trata de llevar un diario emocional, se trata de escribir un Diario de la Felicidad, «los seres humanos necesitamos darle sentido a nuestro mundo, por lo que cualquier suceso requiere ser entendido desde la perspectiva del cómo y por qué ocurrió. En consecuencia, los sucesos de mayor importancia personal (los felices por ejemplo) requieren ser analizados con más profundidad que los demás, y esto se consigue con mayor facilidad al convertir los hechos en una historia, y tanto mejor si esta es escrita.»*

Con esto no pretendo decir que debes ignorar los problemas, lo que quiero decir es que esos sucesos negativos también forman parte de tu vida, junto con los sucesos positivos y felices, se trata de dar balance a la historia de tu vida, recuperando la relevancia de todos los hechos cotidianos de tu felicidad, ocultos por la temible Adaptación Hedonista.

Antes de terminar, decirte que si fuiste de los eligió como primera historia una feliz, debes recordar que atraer tu atención hacia los momentos de felicidad que ocurren de manera natural (y cotidiana) evitará que los sucesos llamados negativos, que atraen una mayor carga de atención, ocupen todo tu espacio mental, refuerza esto continuamente. Ahora que lo sabes, empieza a reescribir tu historia, solo necesitas un bolígrafo y papel, para ser el autor del mejor libro de tu vida, Tú.

* Cita textual de mi libro Felicidad Natural, Ed. Oberon 2018.

Suscríbete al Blog


shares