Sharing is caring!

Nadie duda que estos tiempos están caracterizados por los cambios rápidos y las nuevas ideas. Aun así, existen conceptos que podríamos llamar intergeneracionales, porque mantienen el mismo impacto para muchas generaciones, uno de estos conceptos es la Inteligencia Emocional

Esta poderosa visión de Daniel Goleman adquirió fama mundial a partir de la publicación de su libro Emotional Intelligence en 1995.  Este libro se mantuvo durante un año y medio en la lista de los libros más vendidos del The New York Times.

A muchos seguidores como yo de su propuesta, nos hubiese encantado ver publicado algo así como Felicidad Emocional, con la firma de David Goleman. De momento, esto no ha ocurrido.

Inteligencia emocional y felicidad emocional

Recordemos que es la inteligencia emocional (IE).  Se llama IE al conjunto de habilidades psicológicas del ser humano para comprender, expresar y gestionar las emociones propias (autoconocimiento), y reconocer y entender las de los otros (empatía).

Considerando que para muchos la felicidad es también una emoción. Entonces es posible aplicar la inteligencia a la felicidad. Seamos proactivos y desarrollemos una Felicidad Emocional, robusta y persistente. La idea que propongo es sencilla, se basa en los pilares enunciados por Goleman y tiene dos aspectos: El personal y social.

El aspecto personal: Comprender que te hace feliz. Expresarlo con precisión, así reducirás errores en comprender las fuentes de tu felicidad. Gestionar las fuentes de tu felicidad. Es decir, procurarte mas de lo que te hace feliz, te asegurará que podrás experimentarla con frecuencia.

El aspecto social: Reconocer lo que hace felices a las personas que conforman tu círculo social, empezando por los más próximos: la pareja, los hijos, los padres, hermanos. Luego los amigos, vecinos y finalmente los compañeros de trabajo, socios, etc. Finalmente Entender  como tu presencia aporta y suma a eso que los hace felices. Ahora podrás convertirte en una fuente de felicidad para los demás, lo que también aportará a tu propia felicidad.

Recuerda que la inteligencia emocional, se puede desarrollar. Por lo tanto la Felicidad emocional, también. 

Suscribete

shares