Sharing is caring!

Gestión personal del cerebro

El concepto de gestión personal del cerebro, se refiere a la utilización de lo que ya se conoce sobre su funcionamiento para cambiarlo; «cambiar el cerebro significa cambiar comportamientos», explica el Dr. Robert Bilder, profesor de la UCLA y director del centro Tennenbaum para la biología de la creatividad (1)

Este nuevo concepto de gestión personal del cerebro, se basa en  apreciar cómo nuestras acciones, emociones y pensamientos afectan la configuración de nuestro cerebro y nos hacen más propensos a determinadas conductas.

¿Cómo cambia el cerebro?, como resultado de cada experiencia, pensamiento y emoción, se producen cambios físicos en el cerebro, que se manifiestan en la creación de nuevas neuronas «neurogénesis», y  la creación de nuevas conexiones entre las mismas neuronas «sinaptogénesis»,  esto es lo que conocemos  como Neuroplasticidad, que es la capacidad del cerebro de cambiar y regenerarse durante toda la vida. A la vez,  la recurrencia de comportamientos aumenta la disponibilidad de las redes neuronales, que podemos entender como vías para el trafico mental, y lo contrario también será válido, es decir la disminución o supresión de ciertos comportamientos, reducirá su disponibilidad neuronal.

¿Podemos gestionar nuestro cerebro para estar felices? por supuesto que sí. Nuestras tendencias emocionales son modificables, y esto  no solo ocurriría a nivel de conducta, sino también a nivel físico,  es decir que una vez conseguido un cambio de comportamiento,  este se consolidará en un «nuevo cerebro».

Puede que lo más sorprendente sea saber que los pensamientos, que son origen de las emociones, tengan el poder de cambiar el cerebro, por lo que se hace indispensable a partir de este momento, hacerse completamente responsable de los pensamientos que suministras a tu cerebro. Esto quiere decir que puedes elegir los pensamientos negativos o en su lugar elegir los pensamientos positivos, y son estos últimos los que suelen pasar desapercibidos, ¿sabes porqué? por que tres sucesos buenos (felices) del día quedan neutralizados por un solo suceso malo (infeliz);  de esta manera un bosque de felicidad se oculta detrás de un solo árbol. 

El reto es gestionar tu cerebro, creando un nuevo hábito para terminar el día, sólo necesitarás tomar unos minutos para hacerte consciente de los momentos en que ESTUVISTE FELIZ y escribirlos en tu diario de la felicidad, la única regla es escribir solo los momentos felices. Notarás como cambia positivamente tu valoración día tras día ¿te animas?

(1) en una entrevista publicada en el libro,  The SharpBrains Guide to Brain Fitness: How to optimize brain health and performance at any age.  Dr. Elkhonon Goldberg, Álvaro Fernández Ibáñez.  Ed. SharpBrains, Inc. 2013.

Suscríbete al Blog


shares